martes, 24 de abril de 2012




Sandra Luna se interesó por las terapias sistémicas y las constelaciones familiares desde recién comenzado el nuevo milenio, encontraba en ellas una práctica cuya visión coincidía totalmente con su forma de encarar el arte y la vida una investigación que permitía "ponerse en el lugar del otro", comprender las imágenes del alma, sus movimientos.
Participó activamente en infinidad de constelaciones junto al Dr Fain, en seminarios y talleres en el Centro Hellinger y más tarde en los grupos formados por Fain, y asistió -a través de los años- al descubrimiento de las constelaciones individuales y su desarrollo teórico y práctico. Cursó la formación ofrecida por el Dr. Eduardo Fain a través de distintos módulos intensivos que comprenden su sistema de enseñanza en Constelaciones Familiares e Individuales. 

CONSTELACIONES EN EL ARTE
Gracias al trabajo como artista de la música, en su propia investigación acerca de la expresión y las emociones humanas, la respiración y el movimiento del alma, ella tuvo otra mirada que se sumaba integrándose a la visión sistémica. Reconoció desde un primer momento un profundo paralelismo entre el dominio de su arte y el arte de vivir que enseña el pensamiento sistémico. Encontró en las constelaciones herramientas útiles y las llevó al área de investigación artística, propias de la canción primero, y desde ahí expandiéndolas para poder aplicarlas en las múltiples disciplinas y ramas del arte. Así dio origen a su propio desarrollo del pensamiento sistémico: Las Constelaciones en el Arte (CEA).

Este aporte que introduce Luna, nos permite vivenciar la obra de arte como si se tratase de un espacio que se abre para que podamos transitarlo, de una experiencia lista para que podamos vivirla, de este modo una misma obra (pensemos en una canción, en una repetida función de teatro), deja de ser representada para hacerse presente, siendo nueva cada vez, restituyendo una frescura siempre renovada, se trata de estrenar cada vez la emoción.
También nos permite descubrir el porqué de la elección de una u otra obra, el sentido o el destino de su elección, y la posibilidad de obtener una cantidad de información latente en el encuentro del artista con el material, del artista consigo mismo. En otro nivel del trabajo se vivencian los múltiples puntos de vista involucrados en una creación y así se descubren nuevos horizontes, más información que nos está negada si nos restringimos a una mirada fija, unidireccional.
Las muchas leyes universales que describe el trabajo de Hellinger son totalmente válidas en la dimensión del arte, y se aplican con total eficacia con idénticos fines: Reconocer un órden alterado, restituir el órden a las distintas jerarquías, superar un bloqueo, desimplicarnos cuando corresponda, asumir las responsabilidades propias, descubrir lo oculto, lo secreto, valorar nuestro origen y así recuperar el respaldo y el poder que nos ofrece, venerar lo ancestral en nosotros y detrás nuestro.
Una obra de arte, pertenezca a la disciplina que sea, es siempre una posibilidad de aprender una importante lección vital, cuando algo se realiza a nivel artístico, se logra darle vida, y así la obra expresa algo fundamental para el artista y la sociedad, y así mismo, cuando la vida es vivida con total entrega y en profundidad, se logra dar con el arte de vivir, esta es la ley universal que anima la aplicación de las constelaciones en el arte. Una visión que nos posibilita aplicar la experiencia vital al arte y a la vida, y el dominio del arte para enriquecernos y sanarnos.

FORMACIÓN:
Constelaciones familiares e individuales (con Eduardo Fain)
Programación Neurolenguistica (PNL)
Terapista Floral (fundeci- Fundación para el Desarrollo de las Ciencias Integradas) Licenciado Jorge de León Profesora Mónica Franzese
En la actualidad está realizando la formación en Decodificación Biológica con la profesora Mónica Franzese.




¿Que son Constelaciones Familiares?
 La Constelación es un tipo de Psicoterapia Sistemica Familiar desarrollado por Bert Hellinger.Se dice que el 70% de los problemas psicológicos que nos afectan a todos vienen de nuestra historia y relación familiar. El niño, por amor ciego, adopta reacciones y soporta cargas que le dificultarán la vida de adulto. Constelaciones saca rápidamente a la luz la dinámica que causa el sufrimiento y, si se dan las circunstancias apropiadas, la corrige en el mismo momento.Esta Terapia se diferencia de otras por su extrema rapidez. En una Constelación (de una duración media de 1 hora) sale a la luz y se aborda el verdadero tema causante del problema presentado por el cliente, en oposición a procesos que pueden durar años en otro tipo de Terapias, como el Psicoanálisis. Por eso cada vez más psicólogos, psiquiatras y psicoanalistas se interesan por las Constelaciones Familiares como herramienta terapeutica.El Método de trabajo se fundamenta en trabajar con representantes, y en grupo o en sesiones individuales.